En este momento estás viendo Tratamiento para el dolor y la inflamación articular

Tratamiento para el dolor y la inflamación articular

En el tratamiento para el dolor y la inflamación articular algunas plantas ejercen un papel fundamental. En esta ocasión hablaremos de algunos extractos vegetales que componen el Condropep® Plus, por su poderoso efecto analgésico y antinflamatorio, no podía faltar el harpagofito y la boswellia, también el bambú por su aporte en sílice, minerales y aminoácidos tan necesarios para la síntesis endógena de colágeno.

I- ) HARPAGOFITO, POTENTE ANTINFLAMATORIO NATURAL

Su eficacia en el tratamiento para el dolor y la inflamación articular está más que demostrada, los adeptos a la medicina natural me perdonaran por comenzar con este remedio natural tan popular, pero realmente el harpagofito es una garantía en cualquier formulación que trate el dolor.

El harpagofito, o harpagophytum procumbens, es una planta que suele recomendarse muy a menudo por sus poderosas propiedades analgésicas y antiinflamatorias, pero al mismo tiempo sin apenas efectos secundarios o contraindicaciones, lo que lo hace muy popular en medicina natural. Se ha usado como un efectivo remedio natural para dolores articulares y musculares, de hecho, el éxito es tal que el cultivo del harpagofito está provocando un desastre ecológico (uno más) en África, en los últimos años ha comenzado a cultivarse de forma controlada, a causa de su demanda en todo el mundo.

El harpagofito, también llamado “Garra del Diablo”, crece silvestre en el sur de África y en zonas desérticas del Kalahari, principalmente en Namibia y en Madagascar., sus raíces son usadas para la elaboración de cápsulas que contiene sus principales principios activos (harpagósido o harpagina, procúmbido, harpágido, ácido cinámico libre) que son indispensables en el tratamiento para el dolor y la inflamación articular. Para las personas que sufren los síntomas provocados por la artrosis, el consumo de esta planta supone un alivio importante que puede reducir la dosis de fármacos.

Un estudio publicado en el 2003 muestra una reducción significativa del dolor y otros síntomas de la artrosis en 75 pacientes tratados con harpagofito, el dolor se redujo entre un 25% y un 45% de los pacientes tratados, mientras que la movilidad aumento en el mismo porcentaje. Si comparamos estos resultados con otros estudios realizados con fármacos convencionales, vemos que el índice de eficacia es el mismo sin embargo el consumo de harpagofito no produce efectos adversos. Otros estudios realizados en Francia recientemente demuestran los mismos resultados.

III-) BOSWELLIA, PROPIEDADES MEDICINALES

La Boswellia Serrata es una planta de origen indio productora del incienso llamado Salai. Diversos estudios clínicos elaborados a partir de esta planta demuestran que tiene una serie de propiedades medicinales y curativas bastante importantes. La planta Boswellia Serrata es uno de los más potentes antiinflamatorios naturales que podemos encontrar en la actualidad. Además, al tratarse de un antiinflamatorio no esteroideo, los efectos secundarios que puede presentar son prácticamente nulos, jugando un rol importante en el tratamiento para el dolor y la inflamación articular.

La resina de los árboles de boswellia contiene bastantes compuestos naturales:

  • Aceites volátiles, Terpenoides, Algunos azucares.

Uno de los terpenoides es llamado ácido boswélico, un componente que se cree es el responsable de las propiedades medicinales de la resina. Cuando la resina se trata con alcohol, el ácido boswélico se disuelve en la solución de alcohol produciendo el extracto. Investigaciones modernas han examinado los posibles usos del ácido boswélico como un componente natural antiinflamatorio. Hay algunos resultados positivos tanto en estudios de laboratorio como clínicos.

Proveniente de la resina del árbol de boswellia, el extracto de boswellia es rico en ácido boswélico (sustancia con efectos antiinflamatorios). El ácido boswélico constituye alrededor del 30% de la resina.

Boswellia sus beneficios en el tratamiento para el dolor y la inflamación articular.

  • En la osteoartritis

Muchos estudios acerca de los efectos de la boswellia en el tratamiento de la osteoartritis han encontrado que es efectiva contra el dolor de dicha enfermedad y la inflamación derivada de ella. Un estudio encontró que los 30 pacientes con dolor de rodilla por la osteoartritis y que recibieron boswellia, reportaron una disminución en el dolor. También informaron una mejoría al caminar y flexionar la rodilla. El dolor de rodilla por la osteoartritis disminuyó después de 90 días con el producto de boswellia, comparado con una dosis de placebo. También ayudó a reducir los niveles de la enzima que desgasta el cartílago. Otro estudio encontró que, incrementando la dosis del extracto de boswellia enriquecido se puede incrementar la capacidad física.

  • En la artritis reumatoide

Estudios acerca de la utilidad de la boswellia en el tratamiento de la artritis reumatoide han mostrado una mezcla de resultados. Un estudio encontró que la boswellia puede ayudar a reducir la inflamación articular causada por la artritis reumatoide. Algunas investigaciones sugieren que la boswellia puede interferir con el proceso autoinmune, lo cual podría ser una terapia efectiva para la artritis reumatoide.

  • En la enfermedad inflamatoria intestinal

Debido a las propiedades antiinflamatorias de la hierba, la boswellia puede ser efectiva para tratar enfermedades inflamatorias de tipo intestinal tales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

En un estudio realizado en 31 personas con colitis (una enfermedad inflamatoria intestinal que resulta de la inflamación crónica del tracto digestivo), los investigadores encontraron que quienes tomaron 400mg de extracto de árbol de boswellia tres veces al día durante seis semanas, la enfermedad remitió más fácilmente que aquellos que tomaron placebo. En estudios anteriores, 14 de 20 colitis entraron en remisión luego de tomar 900mg de boswellia diariamente por seis semanas. Estudios separados encontraron que la hierba podía ser efectiva también en el tratamiento de la colitis ulcerosa.

  • En el cáncer

El ácido boswélico también ha sido examinado como un tratamiento potencial anti-cáncer debido a su capacidad demostrada para destruir las células cancerígenas. El ácido boswélico actúa de diferentes maneras que pueden inhibir el crecimiento del cáncer. Los ácidos boswélicos han demostrado que previenen ciertas encimas que afectan negativamente el ADN. Otros estudios han encontrado igualmente que la boswellia puede atacar células avanzadas del cáncer de seno, y puede impedir que se esparzan las células malignas de la leucemia y de los tumores cerebrales. Otro estudio mostró que los ácidos boswélicos son efectivos para reprimir la invasión de células de cáncer pancreático.

II-) BAMBÚ SU IMPORTANCIA PARA LAS ARTICULACIONES Y LA PIEL

El Bambú es originario de la India y su desarrollo resulta increíblemente rápido (a veces unos veinte centímetros cada día) llegando a superar los diez metros. Del Bambú se procede a la recolección de los nudos de su tallo, y el exudado que se obtiene de ellos se utiliza para la medicina natural. Se le conoce como el alimento remineralizante, pues contiene un gran porcentaje de sílice.

El sílice es un oligoelemento abundante en la naturaleza, pero debido a los hábitos alimentarios modernos,  su ingreso en nuestro organismo cada día es mas reducido.

¿Qué contiene el tallo de bambú?

Además del sílice, antes comentado, en el tallo de bambú encontramos 19 aminoácidos, muchos minerales (calcio, magnesio, fosforo, cobre, manganeso, hierro…) y gran cantidad de fibra. El sílice del Bambú incrementa la síntesis del colágeno, que se encuentra en altas concentraciones en tejidos óseos y conjuntivos, de manera que ayuda enormemente a la reconstrucción del cartílago destruido en enfermedades de tipo articular como pueda ser la artrosis.

A la ayuda que el Bambú presta en la regeneración del cartílago por enfermedad articular hemos de sumar que su efecto remineralizante resulta muy beneficioso en casos como la menopausia, donde se necesita un aporte extra que fortifique nuestros huesos.

Algunos beneficios del bambú, además de su papel en el tratamiento para el dolor y la inflamación articular:

  • Favorece la reconstrucción del cartílago articular.
  • En la menopausia, aporta beneficios por su capacidad remineralizante del hueso.
  • En estreñimiento, por su contenido en fibra actúa como regulador intestinal.
  • Consolidación de fracturas.
  • Osteoporosis.

Las hojas del bambú, han sido tradicionalmente utilizadas en trastornos digestivos. Por su contenido en fibra y bajo en calorías, es un alimento muy útil en dietas de adelgazamiento.

En la próxima entrada hablaremos de la glucosamina y la condroitina dos componentes más del CONDROPEP PLUS.

¡¡¡Hasta la próxima!!!

Deja una respuesta

trece + 16 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.