En este momento estás viendo Lactobacillus Reuteri | PROPIEDADES

Lactobacillus Reuteri | PROPIEDADES

Uno de los lactobacilos más estudiados y de mayor eficacia es el Lactobacillus reuteri, que normalmente está presente en la mucosa intestinal desde las primeras horas de vida del recién nacido, ya que forma parte de ese importante soporte inmunitario que se transmite de la madre al niño, al que le proporciona una primera acción protectora de efecto antiinflamatorio en el intestino. No resulta casual, por tanto, que en la actualidad sea una de las cepas probióticas más seguras y utilizadas en el campo pediátrico, donde encuentra aplicación por los grandes beneficios que aporta, no solo como probiótico, sino también en el caso de los molestos cólicos gaseosos que a menudo sufren los bebés, especialmente en el caso de los alimentados con leche artificial.

En el adulto, en cambio, su concentración puede disminuir en situaciones de estrés, bajada de las defensas inmunitarias, donde el Lactobacillus reuteri presenta una beneficiosa acción «inmunomoduladora», episodios inflamatorios, infecciones gastrointestinales y un uso prolongado de antibióticos. Es particularmente útil, a tal fin, en caso de diarrea, gastroenteritis (ya que ofrece protección contra los rotavirus) e intestino irritable, al contrarrestar el agravamiento de la diarrea y reducir el tiempo de recuperación necesario. También puede aportar beneficios en casos de dermatitis atópica e infecciones del sistema urogenital (por ejemplo, contra la candidiasis). Actúa produciendo «reuterina», una sustancia con actividad antimicrobiana, ácido láctico y ácido acético que, al disminuir el pH del tracto digestivo, contrarrestan el crecimiento de gérmenes patógenos como el Escherichia coli. En estudios clínicos, L. reuteri también ha demostrado resistencia frente a la Salmonella typhimurium, una bacteria y agente patógeno que se puede contraer a partir de alimentos considerados de riesgo, como carne cruda, huevos y aves de corral; también está indicada en el tratamiento de la Helicobacter pylori, que ataca el estómago y causa trastornos dolorosos como gastritis y úlceras.

Lactobacillus reuteri se utiliza también para la salud bucal, ya que previene la producción de Streptococcus mutans, una bacteria que provoca la caries. Lactobacillus reuteri ayuda también a prevenir la gingivitis (la enfermedad de las encías).

NO SOLO EL INTESTINO…
Objeto de crecientes y continuos estudios, cada vez son más los que confirman que una flora intestinal con una buena salud es de gran ayuda para mejorar, también, la salud cardiovascular.

Uno de los primeros factores a tener en cuenta si queremos disfrutar de un corazón sano y una buena circulación sanguínea es el mantenimiento de los niveles de colesterol en sangre dentro de unos niveles de «seguridad», dado que la hipercolesterolemia es uno de los principales riesgos para nuestra salud cardiovascular.

Las bacterias probióticas, además de las muchas situaciones fisiológicas en las que están involucradas y condicionan nuestra salud, están demostrando ser una de las alternativas más vanguardistas para controlar el nivel de colesterol en sangre mediante algunos mecanismos concretos.

Los lactobacilos, como el Lactobacillus reuteri, producen exopolisacáridos, que son fibras capaces de capturar el colesterol y prevenir su absorción, así como un complejo enzimático, la hidrolasa de sales biliares (BSH), que reduce la absorción intestinal del colesterol proveniente de los alimentos, que luego se eliminará a través de las heces. De hecho, para que el colesterol se pueda absorber, como todas las grasas, se necesitan ácidos biliares conjugados. La ingesta de Lactobacillus reuteri, por lo tanto, aumentará la excreción de colesterol a través de las heces, al romper los enlaces químicos de los ácidos biliares conjugados. Hay otros mecanismos relacionados que están siendo objeto de análisis en profundidad, aunque gracias a esta acción adicional sobre la salud cardiovascular, la ingesta de Lactobacillus reuteri está aumentando de manera considerable, al ser complementaria de una alimentación equilibrada, el ejercicio físico y el uso de suplementos nutracéuticos específicos, como los omega 3, los bioflavonoides de cítricos como la bergamota, los fitoesteroles y la vitamina K2.

La bacteria Lactobacillus reuteri ha demostrado así su utilidad como probiótico, con un vasto campo de aplicación de cara a la protección de la salud de nuestro organismo desde la infancia, a pesar de lo cual aún sigue presentando numerosos usos potenciales.

Propiedades del Lactobacillus reuteri

  • Mejora la tolerancia a la lactosa
  • Influencia en la respuesta inmune
  • Mejora la salud intestinal
  • Reduce la incidencia y severidad de la diarrea
  • Reduce la frecuencia e intensidad de los efectos adversos relacionados con la administración de antibióticos para erradicar la H. pylori en niños

Deja una respuesta

uno × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.