Tipo de piel

Tipo de piel

Tipo de piel

Conoce como debes cuidar tu tipo de piel

tipo de piel

Es bien sabido que la piel representa el órgano más grande que tenemos. Es una barrera de separación entre el medio interno y el externo. Una de sus principales funciones es protegernos frente a las agresiones mecánicas, físicas y químicas. Al ser el órgano más expuesto al exterior es uno de los que más sufre a los cambios, a los que se somete diariamente, aunque por fortuna la piel tiene una importante capacidad de regeneración y reparación. Lo cual no significa que ella no necesite cuidados ya que con el paso de los años esta capacidad se va reduciendo. En este artículo te enseñaremos como identificar tu tipo de piel y como cuidar y proteger cada uno de ellos.

¿Por qué cuidar la piel?

La piel tiene su propio mecanismo de hidratación, que la mantiene flexible y resistente, aunque en ocasiones no es suficiente. Cuando eres joven, las células de tu piel están muy activas, pero con el paso de los años el metabolismo de tu piel comienza a ir más despacio, y no se recupera tan rápido, por lo que se hace cada vez más fina y delicada.evolucion de lapiel Conoce tu tipo de piel y cómo cuidarla

Lo mejor para ella es el mantenimiento continuo (no esperar a tener el problema), es recomendable utilizar productos que hidraten y nutran la piel, aunque siempre adaptados a cada tipo de piel.

La nutrición no sólo garantiza la hidratación, también protege y estimula la descamación ordenada (el proceso por el cual la piel desprende células muertas), y de paso le aportamos las vitaminas necesarias que favorecen su regeneración, mejorando su condición, otorgándole mayor firmeza y previniendo el envejecimiento prematuro. De esta forma tenemos una percepción de piel lisa, suave y confortable.

Mantener una piel sana es algo que muchos de nosotros nos proponemos día a día, y por ello es necesario que conozcamos nuestro tipo piel y sus características para actuar en consecuencia y evitar de este modo los problemas que esto nos pueda ocasionar.

Existen 4 tipos de piel:

PIEL NORMAL: La terminología «normal» se usa para referirse a una piel en buen equilibrio, no es ni demasiado grasa ni demasiado seca.

Como la identificamos:

  • Poros finos (pocos visibles)
  • Buena circulación sanguínea (favorece la oxigenación de las células)
  • Textura aterciopelada, suave y lisa (buena hidratación)
  • Transparencia uniforme de color rosado, fresco.
  • No es propensa a la sensibilidad

PIEL MIXTA:
piel mixta Conoce tu tipo de piel y cómo cuidarlaPresenta: Zonas normales o secas y zonas grasas. En la piel mixta, el tipo de piel varían en la zona T y en las mejillas.

Se caracteriza por:

  • Zona T grasa (frente, mentón y nariz).
  • Poros agrandados en esta zona, tal vez con algunas impurezas.
  • Mejillas entre normales y secas

PIEL GRASA: Se utiliza para describir un tipo de piel con producción exagerada y no controlada de sebo por las glándulas sebáceas. La hiperproducción se conoce como seborrea.

Se identifica por lo siguiente:

  • Poros agrandados, claramente visibles.
  • Piel engrosada y pálida: los vasos sanguíneos pueden no ser visibles
  • Es propensa a los puntos negros

PIEL SECA: Su causa se debe al mal funcionamiento de las glándulas sebáceas, estas no producen suficientes fluidos para lubricar la piel y proteger contra la perdida de agua dando paso así a una piel deshidratada.

Como reconocer una piel seca:

  • Cutis sin brillo y muy sensible.
  • Textura delgada
  • Poros muy finos
  • Con frecuencia enrojecida.
  • Tiende a arrugarse prematuramente.

Está claro que hagas lo que hagas nunca podrás evitar el envejecimiento de la piel, pero sí puedes ayudar a frenarlo y hacer que este se produzca de manera menos intensa. Es importante anteponerse a los problemas que el paso del tiempo puede provocar en la piel y actuar de manera preventiva ayudará a que los signos de envejecimiento no sean tan pronunciados cuando estos comiencen a aparecer

Debemos tener en cuenta que para proteger y cuidar nuestra piel no es suficiente preocuparnos solo por el exterior, ella precisa de una alimentación y vida saludable, de esta forma complementamos ambos cuidados y le aportamos todo lo necesario a nuestra piel para sentirla llena de vitalidad y firmeza.

Para cuidar tu piel, es muy importante utilizar siempre los mejores productos. Por ello, nosotros te proponemos la crema de ozono antiedad de Ozolife y el aceite de girasol ozonizado.

Deja una respuesta

cinco × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.